Accidente cerebrovascular (ICTUS)

Accidente cerebrovascular (ICTUS)

Un accidente cerebrovascular sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se denomina «ataque cerebral».

Si el flujo sanguíneo se detiene por más de pocos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente.

Un accidente cerebrovascular se presenta cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe, causando un sangrado dentro de la cabeza.

Causas y Riesgos

Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular:

  • Accidente cerebrovascular isquémico
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico

La presión arterial alta es el principal factor de riesgo para los accidentes cerebrovasculares. Otros factores de riesgo importantes son:

El riesgo de accidente cerebrovascular es también mayor en:

  • Personas que tienen una enfermedad cardíaca o mala circulación en las piernas causada por estrechamiento de las arterias
  • Personas que tienen hábitos de un estilo de vida malsano tales como el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, consumo de drogas, una dieta rica en grasa y falta de ejercicio
  • Mujeres que toman píldoras anticonceptivas (especialmente las que fuman y son mayores de 35 años)
  • Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo durante el embarazo
  • Mujeres que toman terapia de reemplazo hormonal
  • Persistencia del agujero oval (PFO, en inglés) un agujero entre la aurícula izquierda y la derecha (cámara superior) del corazón.

En Cesaplorca estamos a tu disposición. Déjanos ayudarte desde nuestra unidad de neuropsicología en todo el proceso. + info 968 100 006 o en nuestro formulario de contacto.

¿Conoces la Neuropsicología? | Te la acercamos

¿Conoces la Neuropsicología? | Te la acercamos

¿Conoces la Neuropsicología? | Te la acercamos

Si no conoces la Neuropsicología, nosotros te la acercamos. En primer lugar, diremos que es una ciencia multidisciplinar en la que se recogen aportaciones a partir de la  Neurología y la Psicología, entre otras.

Es por ello que su objetivo principal es el estudio de las relaciones entre procesos mentales y conductuales y el cerebro.

Así mismo, la neuropsicología se ocupa del diagnóstico y el tratamiento de problemas cognitivos, conductuales y emocionales que pueden ser resultado de diferentes procesos que afecten el normal funcionamiento cerebral.

Sobre todo, las causas más frecuentes de estos déficits o problemas son:

  • Enfermedad de Alzheimer y otras demencias
  • Accidente cerebrovascular (ACV)
  • Enfermedad de Parkinson
  • Epilepsia
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Exposición a sustancias tóxicas
  • Déficit de atención con o sin hiperactividad
  • Enfermedad Bipolar
  • Esquizofrenia
  • Discapacidad intelectual
  • Trastornos del aprendizaje

Por ello, estos eventos o condiciones son capaces de afectar el normal funcionamiento de numerosas áreas cognitivas (atención, memoria, lenguaje,  percepción, planificación,  toma de decisiones y el razonamiento),.

Así como, el comportamiento y el estado emocional de los pacientes. Por lo tanto, tras el diagnóstico de un daño cerebral, la primera función a realizar es la evaluación de los déficits cognitivos y emocionales, al igual que las repercusiones que la patología o daño cerebral hayan tenido sobre los aspectos psicológicos y el comportamiento individual.

De hecho, la evaluación neuropsicológica (o evaluación neurocognitiva) es un proceso diagnóstico que utiliza tests y procedimientos estandarizados y científicamente validados para explorar el funcionamiento cognitivo de un individuo.

Como resultado, ofrece información no provista por otras pruebas médicas, ya que los síntomas psicológicos y los déficits cognitivos más difíciles de identificar objetivamente raramente se prestan a una justa evaluación durante la exploración neurológica de la clínica habitual.

Es más, ya no puedes decir que no conoces la Neuropsicología. Si quieres saber más: http://www.cop.es/colegiados/O-01065/nps.html