En los últimos años esta técnica se ha puesto muy de moda, tanto es así que hoy en día podemos encontrar cientos de libros, cursos y talleres que se ofertan a través de internet que hablan sobre mindfulness o la atención plena (su traducción al castellano). Pero, realmente ¿qué es mindfulness?

Podríamos resumirlo de una manera muy breve como vivir instante tras instante, siendo plenamente consciente de ello, es decir; si estoy cocinando, mi cuerpo y mi mente están en la cocina en las sensaciones que me producen al tocar los alimentos, en los aromas que desprende la comida al ser cocinada, en cómo me estoy sintiendo preparándola y en los pensamientos e ideas que me vienen sobre cómo he de servir u organizar la comida.

 

En definitiva, se trata de que nosotros seamos los dueños de nuestra vida y que no nos veamos sumergidos en un mundo de emociones o pensamientos caóticos y sin control que lo único que nos producen es dolor y sufrimiento.

Seguro que en muchas ocasiones en tu vida hubieras deseado reaccionar de un modo diferente, ¿cuántas veces te has arrepentido de haber dicho algo, o de no haber hecho algo por miedo o vergüenza?, ¿cuántas veces has tirado la toalla antes de empezar porque pensabas que tú no podías con eso?… Como habrás podido comprobar la mayoría de ocasiones nos dejamos llevar por nuestras emociones o pensamientos, estas nos limitan o condicionan impidiéndonos SER quién realmente somos.

Mindfulness consiste en vernos a nosotros mismos desde otra perspectiva sin prejuicios hacia nosotros mismos, aceptación y comprensión, siendo conscientes que por muy grande que sea nuestro dolor o sufrimiento no será así para siempre, nosotros mismos (tú mismo) puedes reducir la intensidad de este e incluso eliminarlo, no importa que no sepas cómo hacerlo, lo único importante es que QUIERAS HACERLO.